El 22 de mayo de 2018, actualizamos nuestra Declaración de Privacidad y nuestros Términos de Uso de conformidad con GDPR. Su uso continuo de Educate Magis significa que usted acepta estas políticas. Es por esta razón que le sugerimos dedicar unos minutos a leerlas y a entenderlas haciendo clic aquí.
COVID-19 - Recursos y Recomendaciones Compartidas por Educadores de Nuestra Comunidad Global

Una Tradición VivaParte 3: Identificadores de los colegios jesuitas, Sección 3

3. Los colegios jesuitas están comprometidos con la ciudadanía global [50]

  1. Esto significa preparar a los estudiantes y sus familias para identificarse primero y fundamentalmente como miembros de la familia humana, con una responsabilidad común por el mundo entero, más que simples miembros de una nación particular o un grupo.
  2. La mayor parte de su historia, la educación jesuita ha sido multinacional. Tenemos mucho que contribuir en este esfuerzo de la ciudadanía global. Nuestra visión ignaciana nos permite encontrar a Dios en todas las cosas e inflamar el mundo con el calor y la luz del amor salvífico de Dios. Preparar a los estudiantes de los colegios jesuitas para que sean ciudadanos globales es prepararlos para que verdaderamente encuentren a Dios en todas las cosas, sean guiados por la compasión y utilicen la dinámica de la religión para la justicia y la paz.
  3. Sobre todo, nuestras escuelas son instrumentos a través de los cuales la Compañía de Jesús realiza su misión como se expresa en los documentos de la Congregación General 35, nuestra misión de fe y justicia, el diálogo de las religiones y las culturas que han adquirido dimensiones que no nos permiten concebir el mundo como compuesto de entidades separadas; debemos verlo como un todo unificado en el cual dependemos unos de otros.
  4. Para tal fin, la ciudadanía global no debe ser meramente un añadido, sino que debe ser integrada en el currículo central. Tal es el caso cuando los profesores y estudiantes incorporan ejemplos globales y culturales a lo largo de su estudio; cuando se enseñan habilidades comunicativas que sean conscientes de la globalidad, inclusivas y efectivas; cuando todas las disciplinas son apreciadas con conciencia de globalización y de sus impactos en el aprendizaje del siglo 21; y, cuando las experiencias globales y multiculturales son priorizadas en los logros de los estudiantes y en los profesores contratados para la misión.
  5. Esto debe llevar a una pedagogía y programación que aspire a preparar a los estudiantes para entender y respetar las culturas del mundo, respetar y valorar la diversidad, estar abiertos a experiencias de países, costumbres y culturas que son diferentes de las propias y a tener una perspectiva global de las injusticias sociales.
  6. Nuestros colegios deben exigir:
    1. Habilidades para dialogar en lenguas extranjeras
    2. Compañerismo entre escuelas alrededor del mundo.
    3. Programas de colaboración entre los colegios para estudiar problemas globales y para iniciar proyectos comunes.
  7. Esto puede conseguirse a través de los viajes de inmersión cultural, servicio internacional y oportunidades de inmersión, programas de intercambio basados en lo académico, intercambios con base en lo tecnológico como salones virtuales, seminarios y cursos; ejercicios espirituales, programas de servicio comunitario multicultural y liturgias que reflejen la diversidad de nuestra Iglesia global. Estudiantes de ambientes empobrecidos deben estar bien representados en estas actividades.
  8. Los colegios jesuitas disfrutan de una red establecida para conectarse, participar y relacionarse alrededor del mundo. Los colegios jesuitas han consolidado seguridad, confianza y convicción, conocimiento del entorno y presencia institucional.
  9. Esto va a requerir de nuestros colegios que vivan en una tensión creativa y despierta entre el enraizamiento local y el global. Queremos que nuestros estudiantes reconozcan el valor y celebren su comunidad local, la tradición y la cultura y al mismo tiempo sean capaces de comunicarse, trabajar e identificarse con otros miembros de nuestra comunidad global. Este es un elemento importante de Educate Magis [51]. Éste suministra una plataforma basada en la red para todas nuestras instituciones y educadores para comprometerse mutuamente en procesos dinámicos y creativos.

Ejercicio 21. Para el discernimiento:

En tu región del mundo:

  1. ¿Cómo evalúas este desafío?
  2. ¿Cuáles son los obstáculos más significativos?
  3. ¿Cómo podemos adaptar este desafío para todos los colegios jesuitas de manera que reflejen el mayor bien?
  4. En este contexto ¿Qué ha hecho tu apostolado educativo?
  5. ¿Qué debería estar haciendo tu apostolado educativo?