El 22 de mayo de 2018, actualizamos nuestra Declaración de Privacidad y nuestros Términos de Uso de conformidad con GDPR. Su uso continuo de Educate Magis significa que usted acepta estas políticas. Es por esta razón que le sugerimos dedicar unos minutos a leerlas y a entenderlas haciendo clic aquí.
COVID-19 - Recursos y Recomendaciones Compartidas por Educadores de Nuestra Comunidad Global

Una Tradición VivaParte 1: Documentos Fundacionales, Sección C

Las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús, 2019

  1. El 19 de febrero de 2019, el P. General Arturo Sosa, promulgó las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús 2019-2029 [4]. Estas preferencias fueron el fruto de una elección, que duró cerca de dos años, en la cual los miembros de la Compañía de Jesús fueron invitados a participar, así como muchos compañeros apostólicos laicos. Ellas guiarán el trabajo de la Compañía en los próximos diez años.
  2. Como verás, a partir de los pasajes seleccionados abajo, así como en las notas a pie de página a lo largo de este ejercicio, cada una de estas preferencias confirma y fortalece el proceso, lineamientos, desafíos y llamados a la acción de la Tradición Viva. Las cuatro preferencias universales son:
  1. 1. Mostrar el camino a Dios a través de los Ejercicios y el discernimiento [5]

  2. Como creyentes sentimos la urgente necesidad de superar tanto el nuevo secularismo como la nostalgia por las expresiones culturales del pasado. Nos decidimos por colaborar con la Iglesia en la experiencia de una sociedad secular como un signo de los tiempos que nos da la oportunidad para renovar nuestra presencia en el corazón de la historia humana. Una sociedad madura secularizada abre espacios para las complejas dimensiones de la libertad humana, especialmente de la libertad religiosa.
  3. Al mismo tiempo, nos decidimos por ofrecer los Ejercicios Espirituales de tantas maneras como fuera posible, ofreciendo a mucha gente, especialmente a los jóvenes, la oportunidad de hacerlos, para comenzar o avanzar en el seguimiento de Cristo.
  4. También nos decidimos a promover el discernimiento como un hábito regular para quienes eligen seguir a Cristo. La Compañía de Jesús está comprometida con practicar y divulgar el discernimiento espiritual, tanto personal como comunitario, como la manera ordinaria de tomar decisiones guiadas por el Espíritu Santo en nuestras vidas, nuestras obras apostólicas y nuestras comunidades eclesiales. Es la elección para buscar y hallar la voluntad de Dios, siempre, dejándonos guiar por el Espíritu Santo. A través de nuestro discernimiento en común de las preferencias apostólicas, hemos experimentado una renovación en nuestro modo de proceder. Por tanto, estamos decididos a hacer uso regular de la conversación espiritual y el discernimiento en nuestra realización de las preferencias a todos los niveles de la vida en misión de la Compañía.
  5. 2. Caminar con el pobre, los marginados del mundo, aquellos cuya dignidad ha sido herida, en una misión de reconciliación y justicia [6]
  6. Nos decidimos a caminar con personas y comunidades que son vulnerables, excluidas, marginadas, y humanamente empobrecidas. Nos comprometemos a caminar con las víctimas del abuso de poder, abuso de conciencia y abuso sexual; con los marginados de este mundo; con todos aquellos que la tradición bíblica conoce como el pobre de la tierra, a cuyo grito el Señor responde con su encarnación liberadora.
  7. Confirmamos nuestro compromiso de cuidar de los migrantes, las personas desplazadas, refugiados y víctimas de las guerras y el tráfico humano. También nos decidimos a defender la cultura y la existencia digna de los pueblos indígenas.
  8. Nos comprometemos a ayudar a eliminar los abusos dentro y fuera de la Iglesia, buscando asegurar que las víctimas sean escuchadas y adecuadamente asistidas, que se haga justicia y se repare el daño. Este compromiso incluye la adopción de políticas claras para la prevención del abuso, la formación continua de quienes se comprometen en la misión y esfuerzos serios para identificar el origen social del abuso. En este sentido, promovemos efectivamente una cultura que salvaguarde todas las personas vulnerables, especialmente los menores.
  9. 3. Acompañar a los jóvenes en la creación de un futuro esperanzador [7]

  10. Los jóvenes sufren la tensión entre la tendencia hacia la homogeneidad cultural y la emergencia de una sociedad humana intercultural que respeta y ha enriquecido la diversidad. La lógica de la economía de mercado empuja hacia la homogeneidad, pero los jóvenes aspiran a su vez a una diversidad que corresponda al ejercicio de la verdadera libertad y abra espacios creativos que contribuyan al surgimiento de una sociedad humana e intercultural. Con esta base, se pueden empeñar en construir una cultura de la salvaguarda que garantice un ambiente sano para niños y jóvenes, creando condiciones que permitan a todos desarrollar su potencial como seres humanos.
  11. Acompañar a los jóvenes exige de nosotros una vida auténtica, profundidad espiritual, y apertura para compartir la vida en misión que dé sentido a lo que somos y a lo que hacemos. Con esto, podemos aprender, juntamente con los jóvenes, a encontrar a Dios en todas las cosas, y, a través de nuestros ministerios y apostolados, podemos ayudarlos a vivir estas etapas de sus vidas más profundamente. Acompañando a los jóvenes nos ponemos en el camino de la conversión personal, comunitaria e institucional.
  12. 4. Colaborar en el cuidado de la Casa Común [8]

  13. Nos decidimos, teniendo en cuenta lo que somos y los recursos con los que contamos, a colaborar con otros en la construcción de modelos alternativos de vida que se basen en el respeto por la creación y en un desarrollo sostenible capaz de producir bienes que, siendo justamente distribuidos, garanticen una vida decente para todos los seres humanos de nuestro planeta.
  14. La preservación en el tiempo de las condiciones de vida en nuestro planeta, es una responsabilidad humana de inmensa importancia ética y espiritual. Nuestra colaboración debe incluir tanto la participación en el esfuerzo por analizar los problemas en profundidad, como promover la reflexión y el discernimiento que nos guíe en la toma de decisiones que ayuden a sanar las heridas ya causadas en el delicado balance ecológico.
  15. Nos preocupan de manera especial las áreas cruciales para mantener el equilibrio natural que haga la vida posible, tales como la región amazónica, las cuencas del Congo, India e Indonesia y las amplias extensiones de mar abierto. Cuidar la naturaleza de esta manera es una forma de genuina alabanza a la obra creadora de Dios. Se requieren decisiones valientes para evitar daños futuros y para realizar cambios de estilo de vida necesarios para que los bienes de la creación sean usados en bien de todos. Deseamos estar activamente presentes en estos procesos.

Ejercicio 3. Para el discernimiento:

  1. ¿Has leído el documento completo?
  2. ¿Has encontrado algo particularmente conmovedor?
  3. ¿Qué has encontrado desafiante?
  4. ¿Qué has encontrado que requiera mayor claridad?
  5. ¿Cómo evalúas su utilidad?
  6. ¿Cómo puede tu institución responder a esta Preferencia Apostólica Universal?