Le 22 mai 2018, nous avons mis à jour notre Déclaration de Confidentialité et nos Conditions d'Utilisation conformément à GDPR. Votre utilisation continue d'Educate Magis signifie que vous acceptez ces politiques révisées, alors veuillez prendre quelques minutes pour les lire et les comprendre ici.
Par Mónica Villarino
Sep 17th, 2019

¡Saludos desde la Escuela Revillagigedo en Gijón, España!

No sé si será vuestro caso, pero desde mi experiencia, compruebo curso a curso, que a pesar de tratar de hacer justo lo contrario, las prisas y el día a día, no me ayudan a alcanzar el hábito de pararme a reflexionar sobre todo lo que hago con la frecuencia que debería.

En una ocasión, el director de mi centro me consultó sobre los trabajos o actividades vinculados de alguna forma con la ciudadanía global que realizaba en los módulos que imparto. ¡Y ahí saltó el chip en mi cabeza!  Porque es cierto que hacía bastantes cosas, pero ¿era capaz de reconocerlas todas? ¿hasta qué punto conocía lo que engloba la ciudadanía global? ¿era consciente de todos los ámbitos que abarca o tengo la idea general que me traen a la cabeza esos dos términos? Y sobre todo, ¿lo estaba trabajando adecuadamente?

Tenemos la suerte de pertenecer a una increíble comunidad educativa, como es Educate Magis que, entre otras cosas, pone a nuestra disposición recursos formativos. Así que, aprovechando la disponibilidad del apartado de “Ciudadanía Global” me animé a inscribirme y puedo aseguraros que valoro muy positivamente la experiencia.

En primer lugar, me sirvió para profundizar sobre el concepto, reflexionando asimismo acerca de la importancia de trasladar al aula actitudes y comportamientos que, sin duda, acompañarán a los alumnos a lo largo de su vida, como son la apertura, la empatía, el compromiso, la ilusión, la curiosidad o las ganas de mejorar.

Vivimos en un mundo conectado, y este concepto está presente en nuestra realidad educativa, en nuestro entorno familiar y social, por lo que nuestro papel como educadores debe pasar por ayudar a nuestros alumnos a que sean protagonistas de su vida, facilitándoles herramientas para que sean personas conscientes del mundo que les rodea, observen y se comprometan a mejorarlo en la medida de sus posibilidades.

Gracias al curso, tenemos acceso a material formativo muy interesante vinculado a diferentes líneas: derechos humanos, justicia social, migración, derecho a la educación, y por supuesto el cuidado de la casa común.

Cada uno de los 5 módulos que constituyen el curso, pone en nuestras manos multitud de dinámicas y actividades de aplicación directa en el aula, muy bien estructuradas, que nos guían en el proceso de enseñanza-aprendizaje, con objetivos claros y definidos, preguntas para la reflexión, así como recursos adicionales.

En definitiva, os invito sinceramente a participar y realizar el curso. Personalmente me ayudó a pararme un poco, y ser consciente del hecho de que muchas de las tareas que pongo en práctica en el aula podían ser redefinidas desde el punto de vista de la ciudadanía global, trabajando con más fuerza y un objetivo claro las actitudes mencionadas anteriormente, que en definitiva serán un plus en la formación de los alumnos. Fomentando en ellos la idea del respeto, no conformarse, pasar a la acción, trabajando el compromiso, el pensamiento crítico y la sostenibilidad en busca de la mejora de su entorno.

Una vez finalizado el curso, y después del boom de ideas que, sin duda, vendrán a vuestra cabeza, será el momento de aprovechar la increíble red que ofrece esta comunidad y utilizar las sinergias que proporciona, colaborando y participando en todo tipo de proyectos. Así que no lo dudéis y animaos a ser …. ¡ciudadanos aún más globales!