Le 22 mai 2018, nous avons mis à jour notre Déclaration de Confidentialité et nos Conditions d'Utilisation conformément à GDPR. Votre utilisation continue d'Educate Magis signifie que vous acceptez ces politiques révisées, alors veuillez prendre quelques minutes pour les lire et les comprendre ici.
Par Pablo Rodriguez Soengas
Mar 13th, 2019

Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en el Colegio Apóstol Santiago – Jesuitas Vigo, en España, se realizaron diversas actividades a lo largo de la semana pasada. Nos gustaría compartir con toda la comunidad global de escuelas y educadores jesuitas algunas de estas actividades, y al mismo tiempo os invitamos a compartir vuestras experiencias en esta conversación “Día Internacional de la Mujer”, que seguro que nos iluminarán y alentarán en este camino hacia la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

En Educación Infantil y Primaria se realizaron diversas actividades desde el convencimiento que la igualdad se vive desde los primeros años.

En Educación Secundaria se realizó una exposición sobre inventos creados por mujeres,  y se elaboraron diferentes murales sobre mujeres científicas, con el fin de visibilizar la contribución de las mujeres a la ciencia y al desarrollo, y hacer visible lo invisible.

Para toda la comunidad educativa se repartieron pulseras moradas, donde alumnado y profesorado escribieron el nombre de mujeres relevantes para cada uno/a.

Finalmente, el día 8 de marzo se llevó a cabo una acto central que consistió en la lectura de un manifiesto realizado por el alumnado, acompañado de una canción creada para ese mismo día. El acto concluyó con la representación del símbolo de la mujer.

Son cosas chiquitas. No acaban con la pobreza, no nos sacan del subdesarrollo, no socializan los medios de producción y de cambio, no expropian las cuevas de Alí Babá. Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzcan en actos. Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable.”  Eduardo Galeano.