Les étudiants imaginant « Le Monde que le Christ Désire » Un projet de réflexion globale !

Del 28 de junio al 2 de julio se reunieron virtualmente más de 420 miembros de los equipos directivos de los Colegios de la Compañía y de los Colegios Asociados en el II Coloquio JESEDU-Global. El primer coloquio de este tipo fue organizado por el Boston College High School en 2012 en Estados Unidos. Este segundo Coloquio estaba originalmente planeado para Jogjakarta, Indonesia, en 2021, pero debido a la pandemia fue necesario, primero posponerlo y luego ofrecerlo completamente en línea.

Pasar de un encuentro presencial a uno totalmente virtual fue un reto en sí mismo. Afortunadamente, el P. Tony Moreno, presidente de la Conferencia de Asia-Pacífico y un generoso y profesional equipo de jesuitas y laicos de Filipinas y Australia, dirigidos por el P. Johnny Go, asumieron el reto y diseñaron una experiencia ignaciana de alta calidad y totalmente virtual que ofreció a los participantes de las seis Conferencias y a algunos miembros de Fe y Alegría y del JRS-Educación la posibilidad de discernir juntos cómo nuestras escuelas pueden contribuir a la construcción de un futuro esperanzador, tal como nos piden las PAU. El discernimiento estuvo orientado por los ponentes que ofrecieron sus aportes en cuatro áreas: Educar para la FeEducar para la ProfundidadEducar para la Reconciliación y Educar para la Ciudadanía Global en el contexto de nuestra propuesta educativa integral.

Nuestras escuelas son conscientes de que nuestro mundo está cambiando rápidamente, no sólo por la pandemia sino porque, como nos dijo el P. General Arturo Sosa en Río de Janeiro, se trata de “…un cambio de época. Más que antes, somos conscientes de ser una sola comunidad humana, de compartir un mismo planeta y de tener un destino común” (#31 JESEDU-Rio2017). Así, el coloquio fue una oportunidad para discutir e imaginar cómo nuestras escuelas pueden continuar nuestra tradición educativa viva que San Ignacio y los primeros jesuitas comenzaron en el siglo XVI. Además, el Año Ignaciano ofreció el marco apropiado para este discernimiento, ya que la invitación a ver nuevas todas las cosas en Cristo animó nuestras discusiones.

Sabemos que “la renovación es una tarea permanente en el trabajo educativo. Tenemos que ir un paso delante de lo que hoy conocemos e imaginamos. Nuestros modelos educativos deben preparar a los jóvenes para el futuro” (Arturo Sosa #4 JESEDU-Rio2017).

Este II Coloquio es el inicio de un segundo ciclo de encuentros globales que tienen como objetivo hacer posible el reto de la 35ª Congregación General: Un cuerpo universal con una misión universal. Este segundo ciclo, denominado Caminando como Red Global al Servicio de la Misión, continúa el proceso inspirado en la Declaración de Acción elaborada durante el Congreso Internacional JESEDU-Rio en 2017 y continúa el discernimiento propuesto por el reciente documento Escuelas Jesuitas: Una tradición viva en el siglo XXI (2019).

El Coloquio brindó a los participantes la oportunidad de ver los videos de las conferencias magistrales a su propio ritmo, escribir comentarios y discutirlos. Además, se invitó a los participantes a unirse a pequeños círculos de discernimiento inspirados en la metodología de la conversación espiritual para compartir sus mociones espirituales y pensamientos sobre las cuatro áreas. Con los comentarios procedentes de estos círculos, las aportaciones de los ponentes principales y las reuniones regionales de las redes escolares, la ICAJE (Comisión Internacional del Apostolado de la Educación de la Compañía de Jesús) preparará una declaración final para indicar la dirección en la que el Espíritu está moviendo nuestras escuelas en este momento.

Afortunadamente, contamos con el apoyo técnico y apostólico ofrecido por Educate Magis, la plataforma y comunidad en línea de los colegios jesuitas e ignacianos, con sede en Galway, Irlanda. Educate Magis ha desempeñado un papel vital en el desarrollo del potencial global de nuestro apostolado educativo y ha demostrado que es un instrumento indispensable para convertirnos en una red global con una misión global.

Sabemos que la mejor evaluación del Coloquio será lo que nuestras escuelas lleguen a ser, y cómo nuestras escuelas pueden crear un ambiente donde el futuro esperanzador que todos soñamos pueda ser realizado. De esta manera queremos unirnos al llamamiento del Papa Francisco a un Nuevo Pacto por la Educación donde el derecho a una educación de calidad para todos pueda ser una realidad.

Este artículo fue publicado oroginalmente en Jesuits.global