El 22 de mayo de 2018, actualizamos nuestra Declaración de Privacidad y nuestros Términos de Uso de conformidad con GDPR. Su uso continuo de Educate Magis significa que usted acepta estas políticas. Es por esta razón que le sugerimos dedicar unos minutos a leerlas y a entenderlas haciendo clic aquí.

Cuidando nuestra Casa Común – Introducción

Preview

Introducción

¿Qué clase de mundo queremos dejarle a la siguiente generación?

Esta es una pregunta que cada ser humano en el mundo está obligado a responder, tomando en consideración los enormes cambios que están ocurriendo en nuestro clima. El mundo que heredamos no será el mundo que le entregaremos a la próxima generación. La gente en todo el mundo está viviendo los impactos del cambio climático que están afectando su subsistencia. Los reportes y la información relacionados con el cambio climático, son realmente alarmantes. Las Naciones Unidas han tomado el liderazgo para alentar a los líderes mundiales a tomar acción inmediata para mejorar la frágil naturaleza actual de nuestro clima global.

De acuerdo a información proporcionada por las Naciones Unidas, en las últimas dos décadas la temperatura global promedio aumentó 0.85 grados Celsius, el nivel promedio de los océanos aumentó 19 cm y la emisión de dióxido de carbono en todo el mundo ha aumentado en casi un 50% desde 1990. Estos son asuntos medioambientales que tendrán impactos de largo alcance en la vida de las personas en todo el mundo, sin embargo aquellos que sufrirán más serán los pobres, las comunidades más vulnerables. Respondiendo a estos alarmantes acontecimientos, las Naciones Unidas han logrado reunir con éxito a muchas naciones para abordar los impactos del cambio climático. El 12 de Diciembre de 2015, estas naciones adoptaron el Acuerdo de París en cambio climático.

No son sólo las naciones del mundo, sino también los individuos y grupos están preocupados por el cambio climático y su impacto en los seres humanos y su futuro. Una lectura sobre los impactos del cambio global ciertamente aumenta la preocupación sobre nuestro futuro y el futuro de las próximas generaciones. Tal es la preocupación, como aprendimos en el Módulo 2 de este curso, que “el 25 de Septiembre de 2015, los países adoptaron un conjunto de objetivos para erradicar la pobreza, proteger el planeta, y asegurar la prosperidad para todos, como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene objetivos específicos a ser alcanzados en los próximos 15 años.” Este es un paso importante: una evaluación de estos objetivos demuestra la urgencia e importancia de cuidar nuestra casa común. Las Naciones Unidas apuntan que todas las personas tendrán que contribuir para logras estos objetivos.

El Papa Francisco, el Jefe Espiritual de la Iglesia Católica, a través de su encíclica Laudato Si: Sobre el cuidado de la casa común, presenta sus preocupaciones sobre estos cambios climáticos y hace énfasis en la necesidad de que todas las personas entiendan las posibles repercusiones de estos cambios, e inicien intervenciones necesarias para abordar estas preocupaciones.

Este Módulo dará una mirada al llamado del Papa Francisco de Cuidar nuestra Casa Común, y examinará la relación entre la Espiritualidad Ignaciana y el Medio Ambiente. Tras haber explorado la Justicia Social en un módulo anterior, ahora también miraremos la Justicia Ecológica. Intentaremos explorar acciones que puedan ser implementadas como ciudadanos globales para mantener y sostener nuestra Tierra, nuestra casa común.

“Estáis llamados a cuidar de la creación, en cuanto ciudadanos responsables, pero también como seguidores de Cristo” – Papa Francisco

Volver Arriba