El cuidado de nuestra casa comúnUna forma de proceder

Ejecutivo / Administración / Gestión

“¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo?” (LS 160)

Los líderes de los centros escolares desempeñan un papel fundamental en la dirección de la actuación del centro en materia de medio ambiente. Las decisiones importantes en materia de ecología suelen comenzar o detenerse en este nivel de la administración. Incluimos en el liderazgo escolar al personal de gestión, como los directores de centros, los directivos académicos, y al liderazgo colectivo de los profesores y demás personal. Como líderes, compartimos la responsabilidad de formar una conciencia ecológica en todo el centro educativo, la comunidad, la cultura y el plan de estudios de la escuela y colaborar con diferentes segmentos de la comunidad local y global.

Reflexión

  • ¿Cómo el liderazgo de nuestra escuela forja la cultura del cuidado de nuestra casa común entre los estudiantes, el profesorado, el personal y los exalumnos?
  • ¿Cómo está integrada la promoción del bien común y el cuidado del medio ambiente en toda la escuela, incluso en la arquitectura, el plan de estudios, el paisaje y otros supuestos básicos?
  • ¿Cómo podemos, como líderes del centro educativo, colaborar mejor con los líderes de la comunidad escolar que se han comprometido a cuidar de nuestra casa común?

Acción

  • Organizar retiros, seminarios o talleres que promuevan un examen ecológico, que lleve a la conversión ambiental del corazón del liderazgo distribuido de la escuela. Utilizar recursos como Laudato Si’, Fratelli Tutti y Una tradición viva.
  • Organizar campañas medioambientales, como la reforestación, la conservación de los recursos, la gestión adecuada de los residuos o eventos que desalienten la “cultura del descarte” que rechaza Laudato Si’.
  • Llevar a cabo una auditoría periódica de los planes de estudio para identificar las áreas en las que el currículo escolar podría profundizar en la promoción de la justicia medioambiental. Rediseñar el plan de estudios utilizando recursos como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.