Introducing “Get Involved”, a page to know why, who, and how to get involved in Educate Magis, our global community!

El 15 de mayo anunciamos el comienzo de una oportunidad única para los educadores jesuitas de todo el mundo, una oportunidad para formar parte de un travesía virtual global de reflexión sobre temas centrales de nuestra educación jesuita hoy. Guiados por ponencias magistrales pregrabadas, los miembros de nuestra comunidad global han estado intercambiando pensamientos, opiniones e ideas sobre los temas “Educando para la fe” y “Educando para la Profundidad”. Estos son dos de los cuatro módulos en los que se podrá participar hasta el 28 de junio dentro del la experiencia del pre-coloquio JESEDU-Global 2021.

En esta ocasión, nos gustaría invitarte a iniciar una nueva travesía de reflexión sobre otro tema crucial que también es central para nuestra educación jesuita, “Educar para la reconciliación”. Este es el tema del módulo de reflexión #3 del pre-coloquio JESEDU-Global2021. Este módulo plantea las preguntas: ¿De qué manera podemos preparar a nuestros estudiantes para que se conviertan en agentes de reconciliación en un mundo de creciente polarización y fragmentación? y ¿Cómo pueden nuestras escuelas ser santuarios de reconciliación?.

Para participar en el módulo #3, ingresa a la Plataforma del Coloquio aquí.

La semana que viene abriremos el último módulo, y recuerda que tienes hasta el 28 de junio para ver las ponencias y participar en las conversaciones en línea de los cuatro módulos.

En las últimas semanas hemos seguido el incremento en participación por parte de miembros de nuestra comunidad, quienes están compartiendo perspectivas sobre estos temas que invitan a la reflexión. Las ponencias magistrales han despertado, para algunos, el deseo de seguir reflexionando y han planteado preguntas aún más profundas, como por ejemplo,

¿Cómo vamos a enseñar a nuestros jóvenes a vivir fieles a la persona que han sido creados para ser?”,

¿Cómo vivimos y damos testimonio de nuestra fe católica en nuestra vida diaria en nuestra institución educativa?”.

Para otros, han inspirado interesantes y impactantes afirmaciones y conclusiones reflexivas, como;

Para vivir la Preferencia es necesario tener una actitud de escucha de las realidades juveniles y poder desde allí dar foco de esperanza”.

Educar para la fe significa fomentar una visión del mundo desde dentro. La educación jesuita pasa la prueba cuando formamos individuos que decidirán por sí mismos y no a partir de lo que es el último y más reciente conjunto de ideas de moda”,

y “Los niños y jóvenes no son el futuro, sino el presente y esto ha de demostrarse en la ciudadanía de la que ellos son partícipes. Educarles pensando que son el futuro significa quitarles valor, trasladando la responsabilidad a un futuro incierto que no se sabe cuándo llegará.”

La pandemia global ha puesto de relieve la necesidad -más que nunca- de pensar de forma crítica, de evaluar afirmaciones y fuentes diversas y contradictorias, frente a la cultura del copiar y pegar y la alergia a los matices y la complejidad que prevalece y ha puesto de relieve la necesidad fundamental de toda persona de encontrar un sentido y un propósito para su vida. En los módulos 1 y 2 del pre-coloquio se nos invita a dedicar un tiempo a encontrar la manera de abordar estas situaciones, juntos, como comunidad global.

El pre-coloquio JESEDU-Global2021 está ofreciendo un espacio para que nosotros, los y las educadoras jesuitas, cultivemos el futuro de nuestra educación jesuita utilizando nuestra experiencia educativa para buscar posibles soluciones entorno a “¿cómo educar para la fe?” y a “¿cómo educar para la profundidad?”. y tú, ¿ya has participado? Si aun no has tenido la oportunidad, hoy te invitamos a entrar en la Plataforma del Coloquio aquí y contribuir en estas importantes conversaciones en línea.

 

A continuación, compartimos algunos extractos de algunas reflexiones compartidas en los módulos 1 y 2. Para leer más y participar, inicia sesión en la Plataforma del Coloquio aquí

 

Módulo 1

“La invitación a centrarse más en las experiencias y la reflexión que en la doctrina es clave.” José Francisco Aranguren, Barcelona, España

“La diversidad en general nos enseña que hay muchas formas, muchos caminos para buscar la espiritualidad, pero en definitiva todos perseguimos lo mismo.” Andrea Rodrigues, Coordinadora, Colégio São Luís, Brasil

“Esta presentación nos invita a todos a una reflexión más profunda sobre “Cómo vivimos y damos testimonio” de nuestra fe católica, en nuestro día a día, en nuestra institución educativa.. Creo que más que cualquier otra forma de educar para la fe, será nuestro testimonio de fe el que dejará huellas más profundas en nuestros alumnos.” George Nedumattam. Principal, St. Xavier’s Higher Secondary School, India

“Como maestros seguidores de la pedagogía ignaciana, esta reflexión nos lleva a replantear nuestra misión, aquella que va más allá del contenido curricular y traspasa las fronteras del aula, Estamos llamados pues a desarrollar una ética ecológica, educando a través de la coherencia entre palabra y vida.” Ligia Victoria Gévez, Licenciada en educación, Colegio San Pedro Claver, Colombia

“en la ponencia 1, el P. Hanvey shabla de la fe desde dos enfoques diferentes, que yo llamo nivel antropológico y nivel teológico. En cambio, en la ponencia 2, el P. Orobator habla sólo del nivel antropológico. Ambas ponencias me ayudaron a reforzar una convicción, que es: La educación para la fe significa fomentar una visión del mundo desde dentro. La educación jesuita pasa la prueba cuando formamos individuos que decidirán por sí mismos y no a partir de lo que es el último y más reciente conjunto de ideas de moda.” Eduardo Henriques, SJ, Consultor para el Consejo de Directores, Colégio Loyola, Brasil

“Educar para la fe es educar para la tolerancia y para la consciencia de que el otro es importante para mi y para Dios. Ver en clave de fe todas las cosas… es un gran desafío, pero importante es poder centrar los esfuerzo de nuestras escuelas en esta perspectiva.” José Quintero, Docente, Colegio Cristo Rey, Paraguay

“Como educadores de alumnos de 10-12 años, nos atrae la idea de que ellos son responsables y contribuyentes de la cultura de fe del colegio, sin darnos cuenta de ello. Cobra sentido la afirmación de que los niños y jóvenes no son el futuro, sino el presente y esto ha de demostrarse en la ciudadanía de la que ellos son partícipes. Educarles pensando que son el futuro significa quitarles valor, trasladando la responsabilidad a un futuro incierto que no se sabe cuándo llegará. Muestra de ello son las acciones de jóvenes de todo el mundo durante la pandemia, en la que veíamos cómo servían a los miembros mayores de sus comunidades o por el contrario, demostraban actitudes egoístas ante estos.” David Vázquez Luna, Colegio San Ignacio, Oviedo, España

 

Módulo 2

“Una de las interrogantes que me invita a realizar un alto es ¿Cómo vamos a enseñar a nuestros jóvenes a vivir siendo fieles a la persona que han sido creados para ser?, es un reto para los educadores, con lo cual debemos estar preparados, no es solamente aceptar los cambios generacionales, más bien, es ser asertivos al momento de acompañar en la toma de decisiones a cada generación”. Ana Luisa Pineda, Docente, Colegio Externado de San José, El Salvador

“¿Cuántos pasajes bíblicos podemos traer a nuestra mente a partir de esta bella ponencia? Educar para la profundidad es no quedarnos en la simple orilla y esperar que las cosas pasen, es ir más allá, a donde la voluntad de Dios nos guía para tomar y ser parte de que las cosas pasen. Totalmente convencido de que educar para la profundidad requiere tomar las decisiones sabias, me cuestiono: ¿Cómo saber cuáles son estas? o ¿Cómo saber pedirlas a Dios para guiar a la juventud a descubrir y entonar su propia canción? Alfonso Torres, Instituto Oriente de Puebla A.C., Docente de Pedagogía, México

“Gracias por estas maravillosas reflexiones. Tu recordatorio de que “el caos, no el orden, es la materia prima de la nueva creación” es tan importante para nuestros tiempos inciertos.” Robert Stephan, Director de Formación Ignatian y Espiritualidad de los Adultos, Loyola High School L.A., Estados Unidos

“Del caos y la confusión surgen la claridad y la creación. De los problemas nacen posibilidades de solución. Una forma posible de lograr esta conciencia (estar en contacto con la profundidad) entre nuestros alumnos es el Examen de Conciencia, programado y ejecutado sistemáticamente en nuestras escuelas todos los días, tanto para el personal como para los alumnos.” John Kennedy, Director, St. Xavier’s Hr. Sec. School, India 

“Para vivir la Preferencia es necesario tener una actitud de escucha de las realidades juveniles y poder desde allí dar foco de esperanza, y sobre todo poder sintonizarlo con el amor y la verdad. Es guiarlos desde el reconocimiento de sus situaciones particulares ante la verdad y la esperanza que emanan en la libertad y las decisiones.” Lidia Murcia, Colegio Mayor de San Bartolomé, Colombia