On May 22nd 2018, we updated our Privacy Statement and our Terms of Use in compliance with GDPR. Your continued use of Educate Magis means you agree to these revised policies, so please take a few minutes to read and understand them here.

Todos los viernes, los estudiantes del Colegio San Ignacio de Loyola de Puerto Rico se movilizan para ir en ayuda de los más necesitados tras el paso del huracán María.

La clase titulada “Magis” es un espacio donde cada grado sale a distribuir sistemas de filtración y alimentos a las comunidades pobres del país. “Es un momento que les permite encontrarse con Cristo, pero de una manera que los ayuda a transformarlos”, explica el P. Andrés Vall Serra, SJ Director de Pastoral del Colegio.Colegio San Ignacio de Loyola Puerto Rico

El proyecto solidario tiene un componente de asesoría en salud mental específicamente para cada grado, dirigido a ayudar a los estudiantes a lidiar con el estrés generado por los efectos del Huracán María.

Colegio San Ignacio de Loyola Puerto Rico

El Colegio San Ignacio reabrió el lunes 2 de octubre, fue la primera escuela católica en hacerlo en Puerto Rico después del huracán María. Fue levemente dañado, principalmente por árboles caídos e inundaciones.

Colegio San Ignacio de Loyola Puerto Rico

En una carta enviada a toda la comunidad educativa, el Rector P. Flavio Bravo, SJ, junto a la Directora Académica, Mildred Calvasbert, mencionan que “a una semana después del huracán María, seguimos luchando con el espíritu ignaciano que busca amar y servir a Dios en todas las cosas. Aún en medio de la tragedia, hemos podido contemplar y experimentar lo que significa el Magis, el deseo de ofrecer lo mejor de nosotros por el bien mayor de la comunidad. En solidaridad con nuestras familias, hemos empezado a adaptarnos a nuestra realidad”.

Artículo republicado de FLACSI