Who Do You Want To Be? A Global School Experience inviting young people to discover a path toward the fullness of life.Participate here
By Silvana Bontorín y Elba Lazzaroni
Aug 1st, 2018

Como Colegios de la Compañía de Jesús nuestro mayor desafío es que nuestros alumnos vivencien y profundicen en cada clase el estilo educativo ignaciano, un estilo que refleje los momentos del Paradigma Pedagógico Ignaciano (PPI), la Ratio Studiorum y, fundamentalmente, sea fiel reflejo de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio.

Este modo de proceder en el aula permite lograr la Formación Integral, la Cura Personalis y el Magis en nuestros alumnos y docentes, palabras claves que enmarcan la clase ignaciana.

El objetivo principal del Manual “Clase Ignaciana: nuestro modo de proceder” es fortalecer la identidad ignaciana en las clases: ¿qué tienen de ignaciano nuestras clases?, ¿dónde encontramos el carisma ignaciano en nuestros colegios?

El carisma ignaciano es la espina dorsal que da origen a toda la pedagogía ignaciana. Por eso aunque podamos tomar diversos métodos y aportes, como por ejemplo: las inteligencias múltiples, las neurociencias,  las tics, los estilos de aprendizajes, debemos mantener aquello que constituye nuestra identidad de modo intocable y es lo que llamamos lo “ignaciano” de nuestras clases. Estos aportes de las ciencias de la educación, de la psicología, de las nuevas tecnologías nos van a servir si sabemos integrarlos a aquello que nos identifica como ignaciano. No nos referimos a un contenido teórico sino a un modo de interactuar entre alumnos y profesores y de trabajar en el salón de clase, al abordar un tema, contenido, situación o problema.

Como docentes ignacianos  tenemos el compromiso de hacerles ver a los alumnos la realidad (Contexto) desde los valores cristianos. Así, desde el humanismo y la libertad personal, y luego, desde la vivencia personal (de Experiencia – Reflexión),  podrán ellos tomar una decisión Comprometida, Consciente, Competente y Compasiva (Acción).

Este Manual está centrado en el aprendizaje de los alumnos. Brinda a los docentes herramientas concretas para la preparación, el desarrollo, la evaluación y el Examen de la clase y de todas las actividades escolares, a la luz de la Espiritualidad Ignaciana. Incorpora un recorrido teológico que se desprende de las cuatro semanas de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio. Propone para cada curso la definición de una realidad existencial que vincula a Dios y al prójimo, de modo que permite y facilita realizar la Síntesis Fe y Cultura en el aula, favoreciendo el crecimiento personal del alumno y del docente.

También ofrece orientaciones para realizar observaciones de clases, reuniones de padres y entrevistas siguiendo los momentos del Aula Ignaciana, de manera tal que todo el quehacer escolar se impregna de un modo de proceder ignaciano.

Con la vivencia sistematizada de los momentos en cada clase implementada por todos los docentes, los alumnos incorporarán como hábito el  modo que favorece la relación con sus hermanos, con el aprendizaje y, principalmente, con Dios y con la Creación.

Para ver y descargar el Manual, haz clic en: Manual “Clase Ignaciana: nuestro modo de proceder”