Who Do You Want To Be? A Global School Experience inviting young people to discover a path toward the fullness of life.Participate here
By Marcos Epifanio Barbosa Lima
Dec 3rd, 2018

Los ojos, ventanas del alma, captan todo tipo de imagen, bastando tener la luz en la medida correcta. Pero, ¿qué luz, qué mensajes, estamos dejando entrar por esas ventanas?

Estando insertados en la “cultura de la imagen”, ¿qué filtros colocamos para asentir de esa cultura y no permitir, al revés, que ella se asemeja de nosotros?

San Ignacio de Loyola, un místico del siglo XVI y fundador de la Compañía de Jesús, nos ayuda a responder preguntas como éstas, cuando nos sugiere ejercer de forma orante la aplicación del sentido de la visión como un modo profundo de entender el mundo [Ejercicios Espirituales 121 -122].

Con eso, Ignacio no nos invita sólo a ver la apariencia de la realidad, sino también a verla en su esencia, como lo que es, es decir, como don y gracia de Dios.

Con la pluma en la mano y esas ideas en la cabeza escribí el libro en tres movimientos metodológicos – Luz, Cámara, Oración – una experiencia de oración y reflexión a través de películas.

Después de verificar los materiales que utilizo para los retiros temáticos que acompaño y para colocaciones y coloquios que ministra,  creí que sería interesante presentar de forma más didáctica y en conjunto un recogido más sistemático y organizado de películas para ayudar a rezar.

El libro “Luz … Cámara … ¡Oración!”, pretende ser un soporte en la educación para mirar imagético y para una visión crítica del mundo, en una clave de lectura orante de la vida.

De ese modo, el lector, sabiendo de antemano que todo está interconectado con todo, va a encontrar en cada capítulo del libro el estudio sobre una película específica, dividida en tres momentos:

Un primer momento, lo llamé de “LUZ“, que pretende ayudar a entender mejor de lo que trata la película, cuál es su intencionalidad, su ficha técnica y demás temas pertinentes de la producción escogida. Es decir, pretende jugar una ‘luz’ sobre la temática tratada.

En la segunda parte del capítulo, denominado “CÁMARA“, que es donde se encuentra una guía para el conocimiento básico de los elementos y términos técnicos que envuelven el séptimo arte.

En un tercer bloque, el elemento “ORACIÓN“, es decir, puntos para reflexión, meditación y contemplación, a partir de la historia presentada en cada película, que, en complementariedad con la “acción”, encierra la metodología “LUZ, CÁMARA , ¡ORACIÓN!”

Este es un material que quiere dar pistas referenciales a aquellos que se aventuran por el universo fílmico-imagético para, desde esa representación artística, ver el mundo y la realidad con otros ojos, con ojos transfigurados, con una mirada orante y reflexiva.

Cabe, además, notar que sólo un mínimo de las películas enumeradas posee propiamente temática directamente religiosa. Tal propuesta es intencional y quiere servir justamente para ampliar la mirada sobre la realidad fílmica y ver que se puede rezar y reflexionar no sólo con la película religiosa, pero también se puede sacar una lección de vida de toda y cualquier historia que tenga el potencial de ser humanizante y transformador.

Porque el arte imita la vida y la vida invita a todos, a la originalidad de ser protagonistas de sus propias películas, de sus propias historias …

Luz, Cámara … ¡Oración!