A través del proyecto global “El Mundo que Cristo Desea” y de la nueva experiencia global de aprendizaje “4 Prácticas Clave en la Espiritualidad Ignaciana”, educadores y estudiantes de nuestros colegios jesuitas de todas partes del mundo están reflexionando y discerniendo para “ver todas las cosas nuevas en Cristo”.

El tema de este Año Ignaciano 2021 – 2022 nos desafía e invita a abrir nuestros corazones y a ver todas las cosas nuevas en Cristo. Como red global de colegios jesuitas queremos invitar a tus estudiantes participar en una actividad reflexiva y creativa “El Mundo que Cristo Desea”, un nuevo proyecto global inspirado por Ignacio, co-creando con Cristo.

El proyecto tiene 4 pasos: Contexto, Experiencia, Reflexión e Intercambio, y Acción Creativa. Es una profunda reflexión y oración que introduce brevemente la historia de Ignacio de Loyola a los estudiantes, con un enfoque especial en su experiencia de conversión y cambio de perspectiva. Los siguientes 500 años son el fruto de esa visión, que nos invita a soñar y a contribuir para “la construcción de un mundo mejor” (P. Arturo Sosa).  En el paso de experiencia, los estudiantes son motivados a hacer un Examen, tras lo cual se los invita a un ejercicio corto, personal imaginativo y reflexivo, para contemplar el mundo con Cristo, como amigo a su lado. El paso final es una acción creativa donde los estudiantes usan las ideas que han obtenido de los pasos anteriores, junto con su imaginación, para plasmar sus sentimientos y pensamientos en dibujos, pinturas, fotos, obras de arte y poemas compartidos a través de Educate Magis utilizando el álbum dedicado, cuyo enlace se incluye en la guía: El Mundo que Cristo Desea – Recursos y Guía.

Además, ¿sabías que, en la tradición jesuita, la vida, la obra y las experiencias espirituales de Ignacio ejemplifican un modo práctico de profundizar en nuestra vida interior, propiciando la conciencia de nuestras experiencias personales? Algunas de las prácticas y procesos espirituales que Ignacio ofreció a sus compañeros les ayudaban a descubrir y profundizar su propio desarrollo interior y espiritual, lo que a su vez ayudaba a encender otros fuegos.  Algunas de estas prácticas clave eran, la reflexión y la oración reflexiva (el Examen), la conversación y la escucha intencional (Conversaciones Espirituales), un proceso específico para elegir y tomar decisiones (Discernimiento) y la integración de estas en el trabajo y la vida diaria (Contemplación en Acción). La práctica y el dominio de estas ideas ignacianas también pueden ayudarnos a descubrir y profundizar en nuestra propia vida interior y espiritual, permitiéndonos acompañar de mejor manera a los demás.

Para profundizar en estas prácticas hemos invitado a todos los miembros de nuestra comunidad global a participar en un nuevo curso creado por algunos miembros de la misma comunidad global titulado “4 Prácticas Clave en la Espiritualidad Ignaciana” una experiencia de aprendizaje nueva dirigida por facilitadores inspirado en la vida y los ejercicios espirituales de Ignacio de Loyola.  La dinámica de aprendizaje se basa también en el ampliamente practicado Paradigma Pedagógico Ignaciano (PPI). Los y las participantes se involucrarán en actividades y debates dirigidos por facilitadores con colegas de todo el mundo. El curso dura 8 semanas y cada grupo tiene 5 sesiones sincrónicas dirigidas por facilitadores. Para más información visita “4 Prácticas Clave en la Espiritualidad Ignaciana” curso dirigido por facilitadores.

Estas dos nuevas e inspiradoras experiencias globales ignacianas son una oportunidad para que tanto estudiantes como educadores profundicen y adquieran una mayor comprensión de cómo esta tradición de 500 años sigue siendo relevante hoy en día y puede ayudarnos a encender nuestro fuego interior y compartirlo con los demás. La influencia de Ignacio se sigue sintiendo hoy en día y sus ideas espirituales, prácticas y ejercicios están vivos y alimentan nuestras escuelas jesuitas e ignacianas. Todos estamos invitados este año, a ver todas las cosas nuevas en Cristo, siguiendo el ejemplo de Ignacio.

¿Estás participando en “El Mundo que Cristo Desea” y/o ya te registraste para participar en el curso dirigido por facilitadores “4 Prácticas Clave en la Espiritualidad Ignaciana”? Si todavía no, ¡te invitamos a unirte a nosotros! Si quieres leer más sobre estas oportunidades globales ignacianas, haz clic aquí: 4 Prácticas Clave de la Espiritualidad Ignaciana” – Una experiencia de aprendizaje global sincrónica,  Estudiantes Imaginando “El Mundo que Cristo Desea” – Proyecto Global, o visita la página del Año Ignaciano en Educate Magis.