Introducing “Get Involved”, a page to know why, who, and how to get involved in Educate Magis, our global community!

By Martha Susana Ramirez Proa
May 24th, 2022

En 1980 el P. Pedro Arrupe SJ, escribía su alocución «Nuestros colegios hoy y mañana», hoy al escribir estas líneas quiero rescatar una de sus frases:

Lo que nosotros necesitamos verdaderamente no son meros profesores, sino corresponsables colaboradores de la plenitud de nuestra misión”.

Comprometerse con una causa es conocerla desde dentro, intuir desde el corazón la latente posibilidad de que otros crezcan. Somos corresponsables, como apuntaba el P. Arrupe de la misión educativa, somos parte, como cuerpo docente, del apostolado intelectual de la misión de la Compañía de Jesús ante el mundo complejo al que nos enfrentamos y que enfrentarán nuestros jóvenes en el futuro.

Es necesario para intuir lo que esto implica, sabernos parte de una comunidad mayor, desde donde se gesta la solidaridad, la voluntad y la capacidad de enfrentarse con las realidades complejas que mencionaba anteriormente. Al comienzo de mi colaboración en la Coordinación de Formación Docente de la Universidad Iberoamericana Tijuana-Cd. De México tuve la oportunidad de cursar el Diplomado de Gestión Ignaciana, fue entonces que pude darme cuenta de la comunidad de la que formaba parte; una familia que se extiende a todos los rincones del mundo. Posteriormente en el Colegio me encontré con la Plataforma Educate Magis que comunica a la comunidad global y desde un voluntariado a distancia, en inicio, me di cuenta del potencial de trabajar en red, de las posibilidades que se abren si estamos atentos y dispuestos a ser corresponsables de nuestra misión educativa.

El voluntariado presencial que ahora mismo estoy realizando en el Colegio San José de Villafranca en Badajoz, Extremadura España es resultado del trabajo en red, de involucrarme en esta comunidad global de educadores en Educate Magis y el deseo de acompañar a otros a vivir y descubrir personalmente la profundidad espiritual e intelectual que habita dentro de sí. Y por supuesto, de encontrarme también con personas que escucharon mi deseo de colaboración y me dieron esta oportunidad, tanto en la plataforma Educate Magis como en el Colegio de Villafranca *** y las personas con las que he tenido la maravillosa oportunidad de convivir estos meses.

Sin embargo, no puedo dejar de mencionar que la mejor experiencia es, hasta ahora, la cercanía que he podido vivir con los alumnos en clase, ya sea de inglés o de acompañamiento de estudio con los alumnos de Residencia, como monitora en retiros, como acompañante espiritual de un pequeño grupo de alumnos de Bachillerato. Esto es lo que ha merecido la pena, es lo que verdaderamente se queda en el corazón, el mío, el de ellos y ellas. Es caminar con otros, es cuidarles desde cerca, ayudar a que descubran el proyecto vital que late en sus almas, animar a que vivan la experiencia de ser hombres y mujeres para los demás.

Quiero también compartir algunas de las palabras que estos chicos y chicas me han regalado y que continúan animándome a seguir adelante en la misión del voluntariado educativo y espiritual, allá donde sea necesario y donde tenga oportunidad de concretar este deseo.

Los sentimientos que he experimentado en estos meses han sido inexplicables, las sesiones de acompañamiento me han permitido trascender y descubrir lo realmente importante, que la vida es imprevista. Han sido reveladoras y sin ellas mi transcurso vital hubiera sido muy distinto. Muchas gracias por estos momentos.Pablo M. 2do de Bachillerato (Acompañamiento)

Para mi esta experiencia supone un momento de parada y de que alguien desde fuera me haga cuestionarme cosas a mí misma y que me dé su consejo desde su experiencia, pero sobre todo es un puente para llegar a Dios.Belén G.  2do de Bachillerato (Acompañamiento)

Pedí a Dios que me enviara a alguien que me escuchara y te mando a ti. Quiero enseñarte cosas sobre España y que tú nos enseñes cosas sobre tu país. Esto ha sido una experiencia muy bonita, algo nuevo para aprender”. Eva R. 3ero ESO (Hora de estudio en Residencia)

Siempre estas ayudando a la gente, gracias por ayudarme con mis deberes y con tus consejos, he aprendido mucho como persona de ti. Espero estar más tiempo contigo. No olvides nunca que me tienes para todo”. Beatriz. S. 1ero ESO (Hora de estudio Residencia)

Me ha gustado tenerte como profesora, siempre estás cuando te necesito, cuando he estado desanimada estas ahí, alegrándome, animándome, te preocupas por nosotros, nos escuchas”. Saray R. 1ero ESO (Hora de estudio Residencia)

Estas bellas palabras que los chicos y chicas me comparten desde la cercanía y confianza de una clase, de un encuentro, y tantas otras que es imposible reflejar aquí, tienen como único propósito comunicar los pequeños milagros que pueden lograr las colaboraciones entre personas, las que participamos de esta comunidad global de los colegios de la Compañía de Jesús. San Alberto Hurtado SJ decía: “La educación no se hace tanto como por el educador dice, por lo que da, por lo que tiene, sino por lo que el educador es”. Seamos personas que buscan, exploran, que se atreven a darse a los demás, que se saben instrumentos de un proyecto mayor, el de la vida de estas almas jóvenes que cada día nos ayudan a ser mejores. Seamos pues, trabajadores de la viña del Señor, seamos, como el P. Hurtado escribiera “Un fuego que enciende otros fuegos”.