Who Do You Want To Be? A Global School Experience inviting young people to discover a path toward the fullness of life.Participate here
By Marthita Peñaherrera
May 9th, 2018

Primeros Pasos: Interpretamos el currículo (julio 2016 a febrero 2017)

Uno de los valores de la tradición educativa de los colegios de la Compañía de Jesús es el rigor en la elección de los contenidos del currículo (Ratio Studiorum).

Es por esta razón que la priorización de contenidos se convierte en un punto de partida esencial en la implementación del nuevo proyecto educativo InnovaAcción XXI que nos lleva, en el mes de julio, a la concreción de los PCA (Plan Curricular Anual) de cada asignatura.

El detallado análisis del currículo nos permite conocer la propuesta del Ministerio de Educación en relación a las destrezas con criterios de desempeño básicas imprescindibles y deseables de las asignaturas del currículo nacional por curso, subnivel y nivel y nos induce a interpretar el currículo nacional de manera flexible, abierta y adaptada a nuestro proyecto institucional (Acuerdo Ministerial ME2016-00068-A)

En el mes de agosto, el Ministerio de Educación, a través del Acuerdo Ministerial ME-2016-00079-A, aprueba el proyecto de transformación educativa InnovaAcción XXI para ser aplicado en los seis colegios jesuitas de la REI-E.

Esta transformación abarca cuatro ejes: epistemológico, pedagógico, didáctico y organizativo. El proceso de innovación educativa parte de un contexto amplio y flexible.

Las cuatro dimensiones en las que se produce la compresión, la criticidad, la creatividad, la resolución de problemas, son aspectos importantes que están directamente vinculados a los conceptos y procedimientos de las distintas materias, tienen un papel central en el proyecto, priorizando los conocimientos científicos, lingüísticos, históricos, para resolver un mismo reto referido en metas de comprensión a desarrollar en proyectos interdisciplinarios, multidisciplinarios y de materia, relacionados con situaciones reales y de interés de los estudiantes.

Por lo tanto, los contenidos se relacionan con las destrezas básicas imprescindibles y deseables y estas con las metas de comprensión elegidas después de haber hecho el proceso de reflexión de aquello que queremos que nuestros estudiantes comprendan y de definir el perfil del estudiante que queremos, de acuerdo a las características propias de un colegio de la Compañía de Jesús.

El currículo integrador propone el desarrollo de valores como la reflexión, el respeto, la responsabilidad, la justicia y el compromiso social, la evangelización a través de la educación para formar jóvenes al servicio de los demás. Todo se incluye en el proyecto curricular integral y en el Proyecto Educativo Integral (PEI).

La metodología: hacemos proyectos y paletas.

Se planifican y ejecutan dos proyectos de comprensión simultáneamente, uno con un eje humanístico y otro con un eje científico. Los docentes convierten su materia en proyectos de comprensión o varias paletas que tienen como eje el aprendizaje por inteligencias múltiples (Howard Gardner).

Lengua y Literatura, C. Sociales, Formación Cristiana e Inglés, desarrollan un mismo proyecto y las destrezas de sus materias se convierten en metas de comprensión que tiene un “tópico generativo” y las grandes interrogantes que se expresan a través de “hilos conductores”, preguntas abarcadoras que generan gran interés y curiosidad entre los estudiantes.

Ciencias Exactas se agrupa con Ciencias Experimentales e Inglés y planifican otro proyecto con el apoyo de Educación Artística y Educación Física. Tomando en cuenta la caja de herramientas de David Lazear.

Si algún objetivo no calza en el proyecto, el profesor planifica una paleta basada en el aprendizaje por inteligencias múltiples.

Cambian los roles del profesor y del estudiante.

El nuevo rol del estudiante consiste en situarse en el centro de un nuevo modelo pedagógico que potencie su educación integral y los convierta en futuros ciudadanos con capacidades para transformar la sociedad. Bajo este marco de referencia, el aprendizaje basado en proyectos nos brinda una magnífica herramienta para trabajar con profundidad y significación la esencia de los criterios pedagógicos contemplados en el PEI de la REI-E (2013-2018):

  • Parte de un centro de interés vinculado a la realidad más cotidiana del estudiante.
  • Genera un alto grado de motivación durante el proceso de aprendizaje.
  • Permite estimular la curiosidad y la creatividad a través de retos próximos y asequibles para el estudiante.
  • Potencia la curiosidad y la creatividad.
  • Aplica varias metodologías con acento en el trabajo autónomo, trabajo por proyectos y resolución de problemas relacionados con la realidad cotidiana del estudiante.
  • Combina el aprendizaje por recepción, el trabajo individual y el cooperativo.
  • Desarrolla las inteligencias múltiples.

Los recursos tecnológicos están integrados en el proceso de comprensión, con dispositivos digitales y espacios virtuales.

Se pone de manifiesto que la metodología que el nuevo modelo pedagógico pide tiempo para descubrir, tiempo para trabajar juntos, tiempo para aprender juntos de manera cooperativa. Es por esta razón que se exige que el trabajo de los docentes sea también en equipo para que el trabajo de reflexión y discernimiento sea conjunto.


Proyectos de comprensión planificados y ejecutados.

Cada curso planifica y ejecuta por lo menos dos proyectos de comprensión y paletas de inteligencias múltiples de manera simultánea en un período de tres a cuatro semanas.

En el primer quimestre se han planificado y ejecutado más de 40 proyectos de comprensión en toda la unidad educativa.

Evaluación auténtica.

Si el currículo y la metodología cambian, el proyecto InnovaAcción XXI nos propone otra forma de evaluar.

La misma consiste en que el docente o el equipo de docentes que acompañan a un estudiante en el desarrollo de un proyecto, realicen una evaluación auténtica basada en evidencias y en la recopilación de información sobre el aprendizaje del estudiante, durante todo el proceso. De esta manera se investiga sobre aquello que sabe el estudiante y sobre lo que es capaz de hacer con ese conocimiento.

De esta manera, el examen es uno de los instrumentos a utilizar, también se utiliza el historial del aprendizaje, una observación de cómo aprende el estudiante (metacognición) y desde qué dimensiones aprende.

Es importante asegurar que el estudiante ha asumido el contenido de una determinada materia, y puede vincularlo con situaciones de su propia vida en un contexto real (propósito).

Se valora que el estudiante haga el proceso de comprensión completo, es decir en las cuatro dimensiones: contenidos, propósitos, metodología y comunicación de todo aquello que comprendió.

En este modelo de evaluación los estudiantes deben vincular la adquisición de competencias o metas de comprensión con el conocimiento interdisciplinar adquirido. Se evalúan los procesos y los resultados. Se potencia la autoevaluación y la evaluación entre estudiantes (coevaluación).

Se trata de promover un nuevo concepto de evaluación en el que desde la etapa infantil se pide a los niños que escojan sus trabajos mejor realizados y que justifiquen su elección para motivarles a reflexionar sobre el propio aprendizaje (metacognición). Hacen una colección de evidencias que, además de resumir el trabajo académico, explique el proceso de aprendizaje individual y grupal y describa los procesos metacognitivos del desempeño integral, (elaboración del portfolio)

Además, las muestras del trabajo, satisfacen la necesidad de demostrar con testimonios concretos la responsabilidad del estudiante, al mismo tiempo que reconoce el progreso individual.

Flexibilizamos los horarios: La organización.

Cada curso se divide en dos grupos de entre 65 a 80 estudiantes, que trabajan con un equipo de 2 o 3 profesores, en un espacio elegido y adaptado a las necesidades del proyecto.

Los grupos se conforman a medida y composición distinta según la actividad a realizar. Los profesores de apoyo: Arte, Educación Física, Informática se incorporan al trabajo en el aula.

El inglés es parte del proceso comunicacional, es una lengua universal de conexión con el mundo, por lo tanto, los proyectos se realizan en los dos idiomas. El tiempo es flexible y se estructura de acuerdo al desarrollo de los proyectos. Durante la jornada se desarrolla el proyecto científico y simultáneamente el proyecto humanístico. Los proyectos cuentan con la ayuda externa de expertos invitados que hacen la profundización en temas relevantes. Los documentos académicos cambian de formato de modo que reflejen las nuevas características del modelo (planificaciones, rúbricas, leccionarios).

Los pasillos son parte del aula: Cambian los espacios físicos.

Todos los espacios del colegio son lugares para el aprendizaje: pasillos, patios, canchas deportivas, polideportivo, bibliotecas. Las aulas son virtuales o presenciales y sus paredes hablan y conversan de las actividades que realizan los estudiantes.

Los museos, los parques temáticos, el Centro de la Ciudad; las casas de los estudiantes, son espacios en donde se desarrollan actividades de investigación y profundización de los temas tratados en los proyectos.

El diseño del nuevo edificio de bachillerato se adapta a las actuales necesidades de los jóvenes y de los profesores. Inicial 2, Primero de Básica, Básica Elemental, Básica Media y Básica Superior tienen sus propios espacios construidos de acuerdo a las necesidades de los niños y jóvenes.


San Ignacio nos propone ir adentro de nosotros mismos: ¿qué quiero hacer con mi vida?, ¿cuál es mi vocación como persona y como educador/a?, ¿soy capaz de sacar lo mejor que hay en mí, o al contrario, me mueven la rutina y el hacer lo mínimo?

La educación es un arte de mejora, de transformación, no sólo didáctica, sino sobre todo humana. ¿Cómo voy convirtiéndome en alguien más conectado interiormente, más servicial, más agradecido, más contemplativo, más libre, más resistente y paciente; en definitiva más apasionado con la vida? (Jesuites Educació. Barcelona 2009)

Este proyecto es pues, un llamado a la transformación profunda de la persona, para que lleguemos a ser felices y capaces de conducir nuestra propia vida. A su vez, tenemos que trabajar ilusionadamente y con convicción en nuestro interior para descubrir y reformular nuestro proyecto de vida, cada vez más arraigado en lo que somos y en lo que estamos llamados a ser. (Jesuites Educació. Barcelona 2009)

Capacitaciones adicionales entre módulos.

Este proceso no se pude hacer a la ligera. Es por eso que desde el mes de julio de 2016 recibimos las capacitaciones de las Hermanas de Nazaret, con la Hna. Montserrat Del Pozo a la cabeza. Ella es quien ha impulsado cambios metodológicos en escuelas alrededor del mundo.

Después de cada módulo con las Hermanas de Nazaret, nos han quedado dudas e interrogantes que -en nuestro caso- las hemos resuelto con talleres complementarios de profundización dirigidos a docentes, directivos, estudiantes y padres de familia.

Los talleres se han adaptado a las necesidades de comprensión de cada sector de la institución:

  • Las cuatro dimensiones para la comprensión (2 y 3 de octubre de 2016), dirigido a docentes, estudiantes, directivos y padres de familia de toda la Unidad Educativa, impartido por P. Rolando Calle S.J.
  • Evaluación auténtica (1 de noviembre de 2016), dirigido a docentes y directivos de BS y BGU, impartido por M. Peñaherrera.
  • Aprendizaje cooperativo formal, informal y grupos base, dirigido a docentes y directivos de toda la unidad educativa, Impartido por: P. Rolando Calle S.J, P. Felipe Guzmán y Martha Peñaherrera.

BIBLIOGRAFÍA
Del Pozo, M. (2014). “Inteligencias múltiples en acción”
Del Pozo, M. (2014). “Una experiencia a compartir”
Stone W, M. (1999). “Enseñanza para la comprensión”
Klein, Juan F. (2009). “Pedagogía Ignaciana. Innovaciones en marcha”
Profesores de Harvard. Proyecto Zero.
Del Pozo, M. (2014). Folleto “La escuela del siglo XXI: Transformaciones para la innovación educativa”